News

Propiedad Intelectual, actores y productoras

|

|

Por

Como todos sabemos, el mundo se encuentra en una continua transformación. Es este el caso de los derechos de propiedad intelectual de actores y productoras de los que hablamos hoy en el blog de Fun&Money. Así que seguramente cuando en el año 2027 echemos la vista atrás, nos parecerá que en el 2022 vivíamos “atrasados”. De hecho, uno de los sectores que más se ha transformado estos últimos años ha sido el sector del entretenimiento con la aparición de las famosas plataformas de vídeo en streaming. Estas, por ejemplo, nos han permitido poder disfrutar de nuestras películas favoritas sin tener que el cine o comprarlas físicamente. También esta evolución se plasma en otros ámbitos. Es el caso de la nueva Cátedra de propiedad intelectual creada en la Universidad de Murcia.

Con total seguridad, podemos afirmar que Netflix es una de las plataformas que, aparte de haber cambiado este sector por completo, es una de las compañías líderes del mercado, incluso pese a su último tropiezo por el que perdieron unos 55.000 millones de dólares en sólo una jornada. Así lo confirman sus datos. Estudiándolos podemos apreciar cómo en 2021 ha seguido siendo la plataforma de vídeo en streaming referente en España. Este pasado año superó de manera contundente a sus principales competidores.

Una nueva manera de gestionar los derechos de propiedad intelectual de actores y productoras

La Inteligencia Artificial (IA) ha revolucionado por completo la manera en la que estas plataformas se amoldan al consumidor. Otra de las cosas que tanto ha cambiado en este mercado del entretenimiento es la manera de gestionar los derechos relacionados con la Propiedad Intelectual. Si este tema te resulta interesante, te invito a que continúes leyendo.

Derechos de propiedad intelectual de los actores

En primer lugar, tenemos que enumerar algunos de los derechos de explotación de los actores, cuyo ejercicio les corresponde a ellos en exclusiva y que negocian con las productoras de los contenidos:

  1. Fijación: Consiste en la grabación de la actuación del actor, requiere una contraprestación y siempre debe ser acordada por escrito.
  2. Reproducción (art. 18 TRLPI): entendemos por reproducción la fijación directa o indirecta, provisional o permanente, por cualquier medio y en cualquier forma, de toda la obra o de parte de ella, que permita su comunicación o la obtención de copias. Toda reproducción de una obra protegida por derechos de autor también requiere la autorización previa del mismo.
  3. Comunicación pública (art. 20 TRLPI): todo acto por el cual una pluralidad de personas pueda tener acceso a la obra sin previa distribución de ejemplares a cada una de ellas.
  4. Distribución (art. 19 TRLPI): la puesta a disposición del público del original o de las copias de la obra, en un soporte tangible, mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma.

El derecho más importante de todos, es el de fijación. En base a éste se calcula la remuneración que va a obtener por el resto. Me explico, los actores hoy en día pactan un sueldo o caché (derecho de grabación), y posteriormente, cobran un 5% adicional en base a ese caché pactado por los otros 3 derechos mencionados.

Cuánto cobra un actor y cómo se gestionan sus derechos

Para saber con mayor precisión cuánto puede llegar a cobrar un actor, debemos diferenciar entre las producciones con un coste superior a 750.000 euros y las que tienen un coste inferior a esa cifra. Además, el otro factor diferencial es si la producción es para una película, serie, doblaje o publicidad. Teniendo estos datos, podríamos mirar las tarifas mínimas que la AISGE (Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión) establece que corresponderían a cada artista por su papel en la obra y conocer así el dinero mínimo que recibirían.

Una vez que el actor ha firmado el contrato con la empresa productora, lo normal es que el intérprete le ceda estos derechos. Esta es una práctica que resulta más eficiente que gestionar cada caso particular con el actor en los que se influya sobre alguno de estos derechos que hemos comentado previamente.

Respecto a la regulación que acoge este tipo de contratos entre los actores y las productoras, rige el art. 1583 del Código Civil, que pertenece al capítulo del arrendamiento de obras y servicios, permitiendo que el empresario ostente en exclusiva los derechos de reproducción.

Derecho moral del artista

Otro de los derechos que pertenecen a los actores y que es muy desconocido es el derecho moral del artista, por el que el actor tiene derecho a:

  • Reconocimiento del nombre (por ejemplo, a la aparición de su nombre en los créditos).
  • Doblaje en lengua propia.
  • Oponerse a toda deformación, mutilación o cualquier otro atentado sobre su actuación.

Seguramente recordaremos uno de los casos más famosos que han sucedido últimamente en lo relacionado con los derechos de los actores. Hablamos de la conocida actriz Scarlett Johansson y Disney. Ambos tuvieron una fuerte discusión sobre los términos del contrato de Scarlett. Este conflicto surgió debido a que ella alegaba que en ningún momento se le había informado de que su película “Viuda Negra” se emitiría en Disney + al mismo tiempo que lo hacía en los cines. Finalmente, todo se saldó de manera amistosa gracias a un acuerdo al que llegaron ambas partes.

Un nuevo sector del entretenimiento potenciado por la IA

Muchos de nosotros, llevamos años preguntándonos por qué unas fotos tienen más likes que otras o por qué un tweet ha tenido más repercusión que este otro. En definitiva, muchos de nosotros llevamos años intentando entender cómo funcionan los algoritmos de las principales compañías tecnológicas.

Como hemos avanzado antes, la inteligencia artificial también tiene su parte de culpa del asombroso crecimiento que han tenido este tipo de plataformas. Gracias a la IA y al big data las plataformas logran obtener muchísimos datos de sus clientes. Pueden así mostrarles recomendaciones más acordes con sus gustos.

Para poder lanzar estas recomendaciones al usuario con la máxima precisión, recogen una asombrosa cantidad de datos:

  • Las horas que invertimos en ver la plataforma correspondiente.
  • Los días de la semana en los que más contenidos de la plataforma se consumen.
  • Nuestras últimas interacciones.
  • El dispositivo desde el que visualizamos el contenido.
  • Similitudes entre distintos perfiles de consumidores.

Concluyendo, como siempre recomendamos desde Carrillo Asesores, es muy importante que el actor conozca muy bien cuáles son sus derechos y como les puede sacar el máximo partido, ya que eso será lo que le permitirá obtener los mayores ingresos posibles.

Por lo tanto, si quieres ampliar información acerca de cómo proteger tu propiedad intelectual, no dudes en contactar con el Departamento de Arte y Cultura de Carrillo Asesores.

Proyectos

Compartir esta entrada

Últimas entradas

Menú